El premio Nobel y casi nada

Patrick Modiano, imagen de www.cameras-surveillance.com

Patrick Modiano, imagen de http://www.cameras-surveillance.com

En últimas fechas, el Nobel de Literatura provoca cierta desazón. El premio de este año parece confirmarlo.

Este 2014 nos trajo varios candidatos de gran calidad y con impresionantes trayectorias literarias. La lista de ilustres es larga: Milan Kundera, Philip Roth, Umberto Eco, Salman Rushdie, Haruki Murakami, Amos Oz, Adonis, Thomas Pynchon. Si cualquiera de estos escritores se hubiera llevado el Nobel este año no hubiera habido mayor controversia. Muchos los han leído y muchos los “conocen” o al menos los identifican como autores de gran mérito.

Sin embargo, como viene sucediendo desde hace ya largo tiempo, se decidió entregar este premio a un casi desconocido: Patrick Modiano. Mucha gente se pregunta quién es. A mí no me vea. No tengo ni la menor idea. ¿Qué escribe este autor: cuento, novela, poesía, ensayo, teatro, todos los anteriores? ¿Qué edad tiene? ¿Cuántos y cuáles libros ha publicado? ¿Cuáles son los mayores méritos de su obra?

Tal vez el premio Nobel de Literatura está secretamente diseñado para promover la lectura. Una vez revelado el ganador, más de dos corren a comprar sus libros. Los que leen con recurrencia compran los libros del escritor ganador para descubrir a alguien “nuevo” que bien puede valer la pena. Los que leen por pose (es decir muchos), para estar al tanto y comentar en la siguiente reunión social lo atinado de la designación y las virtudes ontológicas, onomatopéyicas, sacrosantísimas y mitológicas de las que hace gala el escritor premiado.

Lo que percibo es que cada año este premio goza de menos credibilidad. Muchos escritores que han trascendido y cuya obra se lee profusamente hoy en día no fueron reconocidos en su momento por la Academia Sueca. Jorge Luis Borges, Carlos Fuentes, Marcel Proust, Antonio Machado, Virginia Woolf, James Joyce, Fernando Pessoa son ejemplos patentes de escritores no galardonados cuyas obras siguen vigentes.

Por otro lado, ¿quién recuerda a Theodor Mommsen, José Echegaray, Giosuè Carducci, Gerhart Hauptmann, Henrik Pontoppidan, Knut Hamsun, Sigrid Unset o Wislawa Szymborska? ¿Se leerá a Patrick Modiano como se lee a Albert Camus, por mencionar otro francés también premiado con el Nobel? ¿En verdad la obra de Modiano es superior a la de Umberto Eco o a la de Milan Kundera?

Anuncios

Acerca de Enrique Boeneker

Enrique Boeneker mantiene este blog en donde publica muy ocasionalmente textos sin sentido y otros que le parecen contienen un interés inherente que vale la pena difundir. Tiene dos hijos y mantiene a un perro y a un gato. Ver todas las entradas de Enrique Boeneker

8 responses to “El premio Nobel y casi nada

  • Veronica

    Ay Enrique, ¿cómo saberlo? Parece que estos premios nos tienden una trampa. Si queremos responder “Qué escribe este autor: cuento, novela, poesía, ensayo, teatro, todos los anteriores? ¿Qué edad tiene? ¿Cuántos y cuáles libros ha publicado? ¿Cuáles son los mayores méritos de su obra?” debemos leerlo y para ello, acercarnos a sus libros. Y…
    Mientras esto pasa me empecino en mi ilustre lista de no premiados. Esos adorables y adorados escritores que mencionas y cuyos textos son Patrimonio de la Humanidad más allá de los premios.
    Gracias por dejarme reflexionar. Tus entradas son una invitación dispuesta.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    • Enrique Boeneker

      ¡Hola, Verónica!
      Me he vuelto muy “conchudo” en esto de la lectura. Leo lo que me gusta y cada vez leo a menos autores. Eso, aunque cómodo, no puede estar bien. Recuerdo cuando era más joven (porque dentro de mí tengo todavía 18 años) estaba abierto a cualquier cosa y muchos de los autores que ahora me fascinan fueron descubrimientos de aquella época. Tal vez sería bueno retomar esa dinámica: cuando un libro o un artículo de una revista me llevaba a otro libro y éste a otro…
      Mil gracias por tu comentario, Verónica.
      Beso de vuelta.

      Le gusta a 1 persona

  • Isabel Fernández Bernaldo de Quirós

    Es evidente Enrique que somos unos auténticos desconocedores de la literatura universal. Decir que desconocemos quien es tal investigador o cual es tal escritor, no es nada extraño. Los hay que llevan consigo un gran despliegue publicitario, y otros, que trabajan a la sombra y optan a un premio incluso escondido bajo un pseudónimo para que no se sepa quien es.
    En esto de los concursos a premios, sean del nivel que sean, hay mucho juego en la trastienda, léase también intereses. ¿Se leen realmente todos los trabajos?
    Si le han concedido el premio, intentaremos averiguar si realmente es merecedor de tal concesión. Personalmente, no emito juicios antes de conocer sus valores.
    Gracias. Un abrazo.

    Me gusta

    • Enrique Boeneker

      ¡Hola, Isabel!
      Es imposible saberlo todo. Me llamó la atención el Nobel de Literatura de este año, porque realmente había muy buenos candidatos, independientemente de su “valor de mercado”. Habrá que leer a Mondiano y ver si es tan bueno como Camus o como Borges o como Machado, es lo único que señalo. Ya el tiempo dirá si merecía ser premiado o si será como tantos otros premios Nobel que ni siquiera conoceremos.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  • etarrago

    Gracias, Enrique, por llevarnos hasta donde nuestra razón no es capaz de expresar lo que tu sientes como nosotros. Aquí lo que falla es la necesidad de premiar o la incapacidad del que premia. Espero que solo sea eso pero, afortunadamente, la literatura sin premio sigue siendo literatura.

    Le gusta a 1 persona

    • Enrique Boeneker

      Hola, Enrique.
      Qué bien lo dices: “la necesidad de premiar o la incapacidad del que premia”. Aún mejor: “la literatura sin premio sigue siendo literatura”.
      Hay veces que sacrificamos el goce de la lectura por la necesidad de leer “lo que se debe”. Personalmente estoy en contra de esto.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  • tonamtzalor

    ¡Hola Heiner! Muy buena observación. Una muy buena amiga, ávida y culta lectora, y yo nos estábamos preguntando quién es y qué ha escrito Modiano. Suena interesante aventurarse en un enogma nuevo, pero como mencionas, es difícil entrever las decisiones de la Academia… A lo mejor lo eligieron, entre otras cosas, por su nombre fácil de pronunciar, pensando en tus otras entradas al respecto de nombres. Si veo a los que mencionaste en ésta, como Szymborska, prefiero hacerme la inresante con un nombre que al menos pueda pronunciar 😉 Un abrazo trasatlántico.

    Le gusta a 1 persona

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios aquí. (No tienes que estar registrado en Wordpress para comentar)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: