La corrección política y la literatura

Todos los excesos son malos, Pero Grullo dixit. En los últimos veinte años hemos sido testigos del ascenso y multiplicación de la corrección política. Este concepto ha modificado nuestro lenguaje. Palabras como anciano, viejo y discapacitado se ven con malos ojos y quien las emplea puede ser considerado (considerada) como alguien falto(a) de educación. Idiomas como el francés y el español, que tienen palabras masculinas y femeninas, ahora deben feminizarlas para evitar en lo posible la discriminación de género: antes una mujer que ejercía de juez era la juez; hoy es la jueza. Los políticos, al usar gentilicios, lo hacen tanto en femenino como en masculino: antes el gentilicio en masculino bastaba sin que nadie se sintiera ofendido. Se ha estado usando la @ para expresar, de una vez, ambos géneros en una sola palabra: abogad@, mexican@s, etc.

La práctica de la corrección política ha modificado el discurso político, primero, y la comunicación masiva, después. Ya está afectando el lenguaje coloquial y, en cada vez más casos, ha trasminado a la literatura. Algunos están de acuerdo con estas nuevas formas, aparentemente más respetuosas. Digo aparentemente porque decir afroamericano en vez de negro también puede tomarse como peyorativo, ya que de todas formas se está diferenciando, y por lo tanto segregando, a la persona que se nombra.

Soy de los que aprendieron la ortografía como una disciplina intrínsecamente estética. Escribir desepsionante —así con ese— se ve horrible, mientras que decepcionante se ve bien. No podemos decir policío sin sentir un calambre profundo en nuestros ojos y en nuestra lengua: policía se ve bien y es —además— correcto.

Así como las redes sociales y los programas de comunicación por mensajes escritos han afeado el lenguaje por su desmedido uso de la ka y la cu, ¿no cobrará la corrección política la cuota correspondiente de fealdad al lenguaje? ¿Usted qué opina?

Anuncios

Acerca de Enrique Boeneker

Enrique Boeneker mantiene este blog en donde publica semanalmente sus crónicas sobre la vida cotidiana conocidas bajo el título El mundo desde mi bici. Está en proceso de completar un libro de cuentos que se llamará De veras se está bien aquí, el cual debió ver la luz en el segundo semestre de 2014, sin embargo será publicado hasta el 2015. También llevará pronto a la imprenta una antología de sus crónicas. Para ganarse la vida, trabaja para una empresa que no tiene nada que ver con el mundo literario y que vende artefactos para contar dinero, los cuales Enrique tiene fe que algún día utilizará para su provecho. Tiene dos hijos y mantiene a un perro y a un gato. Ver todas las entradas de Enrique Boeneker

9 responses to “La corrección política y la literatura

  • etarrago

    Es curioso que cada régimen político ha tenido sus poetas y no debiéramos decir que eran, fueron o son, ni malos, ni vejantes para su futuro

    Me gusta

    • Enrique Boeneker

      Hola, Enrique.
      Ese es un tema que también debemos tocar en otra ocasión con mayor amplitud: la valía del arte auspiciado por el gobierno en turno.
      El tema que quiero proponer con esta entrada es el de la forma correcta de referirse a las minorías o al otro género, y cómo esto ha modificado nuestro lenguaje en las últimas dos décadas. ¿Crees que usando términos como personas con capacidades diferentes es mejor que discapacitados? ¿Al nombrarlas de manera distinta, ya sea de una forma u otra, no estamos segregando a priori a estas minorías? ¿Qué opinas al respecto, Enrique?

      Le gusta a 1 persona

      • etarrago

        Tengo un hermoso carnet de minusválido que pone “PERSONA CON DISCAPACIDAD”

        Le gusta a 1 persona

      • etarrago

        perdona, se disparó antes de que terminara. No me importa la denominación pero otros compañeros de carnet les molesta que les llamen minusválidos y de ahí a discapacitados parece que les conforma. El que sufre alguna deficiencia física o mental, acaba despreocupándose del término. A mi, como afectado, no me importa, Enrique.
        En cuanto al texto original mi respuesta se basaba en el machismo imperante en los gobiernos del siglo XX en algunos países de Europa. Lá medico era correcto la Doctora era correcto. La médica y la Doctor, no lo era. Algunos prestigiosos literatos de la era supieron convivir con el Franquismo, el Nazismo y hasta con el Comunismo más ancestral y sucumbieron a ello, a la jerga, a las formas y a las costumbrs y no les importó con tal de salvar su dedicación y su obra.
        Ah, recuerda, yo no soy literato, solo soy un aficionado a contar cosas escribiendo y a leer todo lo que puedo.
        Agradezco tu interés por saber mi opinión

        Le gusta a 1 persona

  • Isabel F. Bernaldo de Quirós

    Realmente ofende a los oídos y “todo vale” para políticos y comunicadores, que hacen como hacen mal uso del lenguaje con tanta frecuencia, ya “ni se les nota”. Hay titulares de periódicos que a veces se necesita primero leer el artículo para saber que quería decir quien lo elaboró.

    A las nueces no se les dice “nuezas”, a las personas de piel blanca, morena o negra se les debería reconocer como tal. Cuando escucho “una persona de color” cruzó el semáforo… me digo ¿de qué color?

    Hay auténtica obsesión por feminizar los gentilicios masculinos, pero también de convertir un sustantivo en verbo o al revés…

    Las redes sociales van por otros caminos.

    Gracias, Enrique. El asunto que hoy has propuesto tiene mucha “miga”.

    Le gusta a 1 persona

    • Enrique Boeneker

      ¡Hola, Isabel!
      Es verdad. Se me olvidó anotar las lindezas de nuestros diarios y revistas a las que tú bien te refieres. Estoy totalmente de acuerdo en que las personas, sean como fueren, son sólo personas, sin adjetivos.
      Sabes que siempre agradezco tu presencia por estos rumbos.
      Muchos saludos.

      Me gusta

  • serunserdeluz

    Hola, me gusta mucho tu blog y acabo de nominarte para el premio Black Wolf Blogger Award, puedes ver los datos en https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/2014/09/23/dia-mundial-de-los-animales-4-de-octubre/ ¡felicidades!

    Le gusta a 1 persona

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios aquí. (No tienes que estar registrado en Wordpress para comentar)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: