Salman Rushdie y la literatura fantástica

Los versos satánicos de Salman Rushdie

Los versos satánicos de
Salman Rushdie

Hace poco más de 25 años, Salman Rushdie se hizo famoso y con la fama le vino la desgracia por partida doble (o triple, ya veremos). Rushdie antes de Los versos satánicos, comentó creo Domínguez Michael, cuando la revista Vuelta todavía estaba entre nosotros, era un escritor para escritores. En el mundo literario británico se había labrado una buena fama entre sus colegas, que le leían con deleite y admiración. Al publicar Los versos satánicos, en el lejano año de 1988, se ganó la animadversión del Islam fanático y la pena de muerte por hereje y blasfemo. Esto provocó su desaparición de la vida pública y, por supuesto, la transmutación de su novela en un best-seller.

En aquellos días y años posteriores, la gente compró este libro más por morbo que por sus muchas cualidades literarias.

El principal ingrediente de Los versos satánicos es la literatura fantástica. Desde el inicio de esta novela nos adentramos en un mundo delirante y desproporcionado que muestra el carácter lúdico e irreverente del autor: un avión explota en pleno vuelo y despide entre sus detritos a los dos protagonistas de esta novela: Gibreel Farishta, un indio asimilado en la cultura inglesa, y  Saladin Chamcha, otro indio que viaja a Inglaterra en busca de una mejor vida.

Propongo estos fragmentos de ese primer capítulo:

“Para volver a nacer —cantaba Gibreel Farishta mientras caía de los cielos, dando tumbos— tienes que haber muerto. ¡Ay, sí! ¡Ay, sí! Para posarte en el seno de la tierra, tienes que haber volado. ¡Ta-taa! ¡Takachum! ¿Cómo volver a sonreír si antes no lloraste? ¿Cómo conquistar el amor de la adorada, alma cándida, sin un suspiro? Baba, si quieres volver a nacer…”

“Gibreel, el solista desafinado, hacía piruetas al claro de luna, mientras cantaba su espontáneo gazal, nadando en el aire, ora mariposa, ora braza, enroscándose, extendiendo brazos y piernas en el casi infinito del casi amanecer, adoptando actitudes heráldicas, ora rampante, ora yacente, oponiendo la ligereza a la gravedad.”

“Llovidos del cielo: un big bang seguido de catarata de estrellas. Un principio de Universo, un eco en miniatura del nacimiento del tiempo…”

“El avión se partió por la mitad, como vaina que suelta las semillas, huevo que descubre su misterio. Dos actores, Gibreel, el de las piruetas, y el abotonado y circunspecto Mr. Saladin Chamcha, caían cual briznas de tabaco de un viejo cigarro roto.”

“Chamcha permaneció abrazado a Gibreel mientras éste, al principio lentamente, y después con rapidez y fuerza crecientes, batía los brazos. Más y más vigorosamente braceaba y, al bracear, brotó de él un canto que, como el canto del espectro de Recha Merchant, se cantaba en una lengua desconocida para él, con una música nunca oída. Gibreel en ningún momento negó el milagro; a diferencia de Chamcha, que trataba de descartarlo por medio de la lógica. …

“Yo conozco la verdad, naturalmente. Lo vi todo. Por lo que respecta a omnipresencia y omnipotencia no tengo pretensiones, por el momento, pero una cosa sí puedo afirmar, espero: Chamcha lo deseó y Farishta cumplió el deseo.

“¿Quién obró el milagro?

“¿De qué naturaleza —angélica o satánica— era la canción de Farishta?”

Anuncios

Acerca de Enrique Boeneker

Enrique Boeneker mantiene este blog en donde publica muy ocasionalmente textos sin sentido y otros que le parecen contienen un interés inherente que vale la pena difundir. Tiene dos hijos y mantiene a un perro y a un gato. Ver todas las entradas de Enrique Boeneker

2 responses to “Salman Rushdie y la literatura fantástica

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios aquí. (No tienes que estar registrado en Wordpress para comentar)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: