Mundos paralelos – El mundo desde mi bici LXXVII

Foto de Stephan Boeneker

Foto de Stephan Boeneker

Una de las teorías más controvertidas y a su vez una de las más creativas de la física contemporánea es la que proclama la existencia de los multiversos. Esta teoría nos informa que no sólo hay un universo, sino una colección infinita de ellos. Entre los científicos que la defienden hay dos grupos con líneas de pensamiento divergentes: la que dice que los universos están repartidos en el tiempo y en el espacio, y la que afirma que hay varios universos en el mismo espacio-tiempo. Esta última, para ser más claros, cree en la existencia de los universos paralelos. Para nosotros, los legos en esta y muchas otras materias más, la teoría de los multiversos nos parece de lo más improbable. Si nos es difícil concebir un universo como el que nos dejó Newton, con sus aparatos estelares emulando a un fino mecanismo de relojería, imaginen ahora ustedes que nos quieran hacer entender que todo es relativo y que el descubrimiento de la materia y la energía oscuras deriven en la posibilidad de la existencia de una cantidad infinita de universos cohabitando al mismo tiempo. No puedo concebir algo de estas proporciones tan radicales. Me gustaría mucho aseverar que, en efecto, todo esto no son más que puras pamplinas, pero resulta que no es así. Ciertos acontecimientos muy cercanos a mi experiencia cotidiana me indican que, para explicar el funcionamiento de nuestro mundo, se requiere necesariamente de la existencia de los mundos paralelos.

Escucho en la radio, veo en la televisión y leo en los diarios que, gracias a la reforma fiscal, el gobierno se hará de mayores recursos, los cuales podrán financiar programas de suma importancia como el seguro de desempleo, la pensión universal para los adultos mayores, la cruzada nacional contra el hambre y tantos otros que por ahora se me escapan. Es tal el entusiasmo de la población, que todos los que no estaban empadronados están haciendo largas filas para obtener su registro. Esta reforma, además, permitirá que la economía mexicana cobre un nuevo dinamismo y tenga un crecimiento este año, sin precedente alguno en la historia de la humanidad, de un magnífico 3.9% (traduzco para mis amigos europeos y egresados del colegio alemán; el crecimiento será del 3,9%). Se contratará nueva deuda extranjera para financiar el muy pequeño déficit fiscal que se espera para los próximos cinco años, déficit que permitirá agregar nueva demanda, consolidando así la economía del país.

Debemos estar también muy contentos los mexicanos, porque nuestros gobiernos locales y federales han podido erradicar de una vez por todas la corrupción. Los lamentables casos de Oceanografía y Pemex y de la línea 12 del metro sólo se remiten al ámbito privado y deberán ser resueltos en ese mismo ámbito. Es evidente que lo sucedido en el metro capitalino se debe a la falta de pericia de las compañías constructoras, que interpretaron mal las exigencias técnicas que el gobierno de la ciudad con toda claridad había establecido. En cuanto al asunto de  Oceanografía sólo se remite a la defraudación de unos cuantos bancos y al parecer no afectó a nuestra querida Pemex, porque los contratos que tenía con esta paraestatal —ya nos lo aclaró la administración de la empresa de todos los mexicanos— eran falsos. Así que ahí, en Pemex, no hubo acto de corrupción alguno.

Gracias a la tolerancia hacia los grupos de autodefensa ciudadana, el gobierno ha podido controlar la delincuencia y la violencia que se desbocaron desde el sexenio pasado. Aunque de estos grupos no se tiene control pleno, es más que evidente su utilidad. Los que pregonan que éstos se pueden convertir en grupos paramilitares opositores al bien común son reaccionarios de profesión. Mientras tanto, el zar antisecuestro, Renato Sales, calma nuestras infundadas preocupaciones por el inconcebible aumento de los secuestros (600% en lo que va de la presente administración federal): la verdad es que no se ha incrementado la práctica de este crimen, lo que pasa es que como todos nosotros, los ciudadanos, tenemos más confianza en el gobierno actual que en los anteriores, denunciamos más este delito ante el ministerio público. Lo que se ha incrementado entonces es la recepción de denuncias, no el secuestro en sí. Es por eso que esta semana nuestro señor presidente nos alienta a seguir adelante con estas inspiradas palabras llenándonos el pecho de orgullo: “Ya no son amenaza los delincuentes.”

Es evidente que nuestro gobierno proviene de un universo distinto al de nosotros y que, por alguna razón que la ciencia no ha aclarado aún, tiene la facultad para existir en dos universos al mismo tiempo. Lo invito a que trate ahora de convencerme que la teoría de los mundos paralelos no es posible.

Como siempre fue un placer poder comunicarme con usted desde este universo tan cercano al suyo. Lo espero el próximo miércoles, en punto de las 8 de la noche aquí, en su blog De la tierra nacida sombra.

¡Espere, no se vaya aún! ¡Le tengo una sorpresa que espero le agrade!

Para su comodidad, se me ocurrió incluir a partir de esta publicación la versión “audio-bici”. Creo que puede serle útil en esas ocasiones en donde usted no puede leer un texto, porque las obligaciones y prisas de la vida se lo impiden. Usted podrá a partir de ahora escuchar El mundo desde mi bici, por ejemplo, mientras juega al tenis. Sólo presione el botón de reproducir y listo: la audio-bici le contará lo que yo he escrito.

Anuncios

Acerca de Enrique Boeneker

Enrique Boeneker mantiene este blog en donde publica muy ocasionalmente textos sin sentido y otros que le parecen contienen un interés inherente que vale la pena difundir. Tiene dos hijos y mantiene a un perro y a un gato. Ver todas las entradas de Enrique Boeneker

4 responses to “Mundos paralelos – El mundo desde mi bici LXXVII

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios aquí. (No tienes que estar registrado en Wordpress para comentar)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: