¿Cómo inmortalizar al cangrejo?

Inmortalidad del cangrejo

“El más profundo problema:

el de la inmortalidad

del cangrejo, que tiene alma,

Una almita de verdad…

Que si el cangrejo se muere

todo en su totalidad

con él nos morimos todos

por toda la eternidad”

Miguel de Unamuno

Para inmortalizar al cangrejo no es necesario modificarlo genéticamente.  La genética en estos días ha probado su capacidad para duplicar animales y plantas, sí, pero también para acortarles la vida.  Si no pregúntele usted a la oveja Polly.  Creo que no terminaba de hacerse famosa cuando ya estaba muerta la pobre.  Aunque habré de aceptar que este simple hecho, el de ser la primera oveja clonada, transgénica y de inesperada muerte prematura, ha provocado su inmortalidad.  Pero para inmortalizar de verdad un cangrejo se necesita de otra serie de técnicas que a la postre trataré de revelar a continuación.

Los cangrejos, es bueno saberlo, viven normalmente en el mar y se encuentran sólo en ciertas playas.  Un servidor, por ejemplo, sólo ha visto cangrejos en una playa perdida en la isla de Grenada.  Un caro amigo mío podrá atestiguar que en Isla Mujeres fue víctima de un cangrejo feroz, de esto hace ya unos 25 años.  Usted puede argumentar que se consiguen cualquier cantidad de cangrejos en el mercado y en los restaurantes de mariscos, pero ésos no valen.  Sólo valen los que podemos encontrar en su hábitat natural y, de preferencia, vivos.  Así que no queda más remedio que ir a Isla Mujeres o a Grenada para conseguir su cangrejo a inmortalizar.  Compre entonces sus boletos de avión, reserve su hotel, invite a su pareja (no vaya a ser que su aventura se preste a malos entendidos) y consígase un buen cangrejo.

Para expatriar un cangrejo es necesario adoptarlo.  Los gobiernos de los países en donde hay cangrejos manejan el formato homologado CG-28, el cual hay que llenar en su totalidad para que usted se pueda llevar el cangrejo a casa.  Una enorme ventaja es que si completa esta forma sin errores, el gobierno mismo le proporcionará sin costo alguno una jaula con una pequeña alberca incluida y especialmente diseñada para vuelos nacionales e internacionales.  En verdad una ganga que no debe desaprovechar.

Ya que haya llegado a casa, será bueno inscribir a su cangrejo en una escuela Montessori, ahí aprenderá los rudimentos del conocimiento básico necesario que podrá (o no) inmortalizarlo.  Debe ser la escuela Montessori, porque a los cangrejos no les gusta mucho la educación tradicional.  Cuando termine sus estudios secundarios, será necesario registrarlo en un Colegio de Ciencias y Humanidades.  Ahí él podrá escoger con libertad qué materias le son más afines de acuerdo a sus capacidades.  Si por causalidad su cangrejo es violinista, no pierda más tiempo e inscríbalo en el Conservatorio.

Para sus estudios profesionales siga los siguientes consejos.  Si su cangrejo sufre mucho debido a las matemáticas y a la física, entonces le recomiendo que lo matricule en una carrera como literatura, artes plásticas, historia universal e inclusive filosofía, aunque batalle un poco con la lógica.  Si en cambio es muy bueno para los arcanos números y sus infinitas derivaciones, convénzalo para que estudie alguna ciencia (OJO: nada de ingenierías).  Podrá ser matemático, químico, físico, pero aún mejor será que se convierta en un químico-físico-matemático-nuclear.  Sea el camino que decida tomar, si por la ciencia, si por la vida sabrosa de las humanidades, es necesario que su cangrejo consiga su doctorado.  Un doctorado le abrirá las puertas de las revistas especializadas en su ramo y esto le permitirá publicar muchísimo, ya sobre literatura, ya sobre la teoría de las cuerdas, ya sobre la trascendencia del ser, ya sobre las verdaderas repercusiones del ideal cátaro en la historia moderna de occidente.  Esto le permitirá lograr obras como el Quijote; sinfonías como la novena de Beethoven; películas como El ciudadano Kane; teorías elegantes y funcionales como la de Newton; y, si es químico, convertirse en físico.  Como pintor o escultor, habrá que ponerse a pintar o a esculpir lo antes posible y, entre menos inteligible sea la obra, mejor.  De esta manera su cangrejo, se lo aseguro, se inmortalizará.

Hay otra vía que no me gusta tanto pero que es igual de eficaz.  Podemos hacer que nuestro cangrejo se convierta en un brillante estadista.  Infortunadamente para hacerse estadista es necesario primero ser político.  El riesgo evidente es que casi todos los políticos se quedan en políticos y nunca llegan a estadistas.  Entonces si nuestro cangrejo quiere ser grillo, más vale convencerlo de que trascienda tan pobre condición.  Es decir, que emule a Winston Churchill, a Willy Brandt, a Vaclav Havel, a Felipe González.  (Extraño: no hay ni un mexicano en esta lista).  Pero no debemos de frustrarnos si se nos tuerce un poco el tronco y nuestro cangrejo se convierte en un Napoleón, un Julio César, un Alejandro de Macedonia o un Carlo Magno.  (Aquí tampoco hay mexicanos).  Si de plano no le vemos facultades, entonces habremos de guiarlo con mano firme para que adopte como ejemplos a seguir a políticos preclaros como Santana, Porfirio Díaz o Victoriano Huerta.  (¡Qué raro!  Todos en esta última lista son mexicanos.)  De cualquier forma, su cangrejo gozará de vida eterna.

Mas siendo honestos todos los cangrejos son ya inmortales y no es necesario siquiera sacarlos de su hábitat.  Y son inmortales porque precisamente son todos iguales.  Por ejemplo, el cangrejo que hoy veo es idéntico a aquél que Aristóteles vio trasladarse con sigilo sobre la playa de Míconos hace casi dos milenios y medio.  Esa identidad en el tiempo y en el espacio no es otra cosa más que pura y simple inmortalidad.  Ya nos lo había advertido el siempre ubicuo e inmortal Jorge Luis Borges.

Anuncios

Acerca de Enrique Boeneker

Enrique Boeneker mantiene este blog en donde publica muy ocasionalmente textos sin sentido y otros que le parecen contienen un interés inherente que vale la pena difundir. Tiene dos hijos y mantiene a un perro y a un gato. Ver todas las entradas de Enrique Boeneker

3 responses to “¿Cómo inmortalizar al cangrejo?

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios aquí. (No tienes que estar registrado en Wordpress para comentar)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: